EN DEFENSA DE LA FE CRISTIANA

Buscamos difundir las doctrinas bíblicas que consideramos verdaderas, tales como el unitarismo, el evangelio del reino de Dios, la fe en Jesús como el Cristo y en su sacrificio vicario, el bautismo por inmersión, el diablo y sus demonios como ángeles caídos, la segunda venida personal y post tribulacional de Cristo, la resurrección de los muertos, la restauración del Israel nacional, la iglesia de los santos, el milenio en la tierra, la destrucción eterna de los impíos, y la vida eterna.

domingo, 6 de noviembre de 2011

EL VATICANO Y SUS INMUNDICIAS

Papa Leon X Giovanni de Medici se convirtió en el Papa León X (1513-21).

También tuvo varios hijos bastardos, pero su sucesor en el papado fue Giuliano de'Medici, el hijo bastardo de su hermano que llegó al trono de San Pedro con el nombre de Clemente VII (1523-34).

Cuando lo eligieron, León le dijo a Giuliano, que era cardenal: "Dios nos ha dado el papado. Disfrutémoslo". Y ciertamente lo hizo. Incluso la Enciclopedia Católica admite que León X "consideraba la corte papal un centro de diversiones."

Los habitantes de Roma se sorprendieron un poco al saber que León X no había traído su amante a Roma, sino que, a pesar de tener un hijo ilegítimo, sus preferencias no estaban en la heterosexualidad. El estadista florentino Francesco Guicciardina dijo que el nuevo papa tenía apego excesivo a la carne, "en especial a placeres que por delicadeza no se pueden mencionar".

Según Joseph McCabe, León X era "un sibarita burdo, frívolo y cínico, que probablemente se entrega al vicio de la homosexualidad en el Vaticano". "Era muy afecto a la ociosidad, al placer y a los placeres carnales, y en consecuencia tuvo muchos hijos bastardos, a quienes nombró Duques, los hizo grandes Señores; e hizo que se casaran con mujeres de las mejores familias", según cuentan los relatos contemporáneos. Amaba a los jovencitos y al licor. También fue patrono de Miguel Ángel y Raphael. Al parecer, fue discreto respecto a sus inclinaciones sexuales, y sólo "salieron a la luz" cuando llegó al papado. Pronto estas inclinaciones fueron evidentes. Su amigo y biógrafo, el Obispo Biovio, dijo abiertamente: "Tampoco estuvo libre de la desgracia ya que al parecer tenía un amor desordenado hacia algunos de sus camarlengos, que eran miembros de las familias más nobles de Italia, les hablaba con ternura y hacía bromas".

Durante la noche de su coronación, hubo celebraciones y fuegos artificiales. Toda esta extravagancia le costó 100.000 ducados. Esa noche, celebró su coronación en privado con su amante Alfonso Petrucci de Siena, a quien León nombró cardenal. Se decía que León X era ateo. Después de escuchar al Cardenal Bembo hablar sobre el gozoso mensaje de Nuestro Señor, León comentó que a lo largo de la historia había sido bien conocido para el mundo que la fábula de Cristo "ha producido ganancias para nosotros y nuestros asociados". Esta actitud cínica hacia el papado fue la gota que derramó el vaso. Durante el reinado de León X, Martín Lutero clavó sus noventa y cinco tesis en la puerta de la iglesia de Wittenburg, denunciando la venta de indulgencias, la simonía y la corrupción. Después también se rebeló contra el celibato clerical.

Papa Sixto IV Francisco della Rovere. Su papado duró del año 1474 a 1484. nació en Sobona y de familia muy humilde. Alcanzó gran liderazgo en la Orden Franciscana y su amante Pietro Riario logró ser un prominente líder de la Iglesia Romana y obtuvo para Francisco cuatro Obispados, un par de abadías y el orden cardenalicio. Francisco fue un excelente instrumento para Pietro en su afán de controlar la Iglesia, y gracias a su influencia se estableció la inquisición y además se transformó a Roma en un centro ideal para las artes.

Después de la muerte de Pietro, Francisco, bajo el nombre de Sixto IV, continuó el papado y se distinguio por ordenar como cardenales únicamente a jóvenes atractivos. Un gripo de estos cardenales pidió al papa autorizara las practicas Sodomitas en Verano, pero el Papa no alcanzó a dar la autorización pues una enfermedad repentina lo mató. Se cuenta que antes de morir, los mas afamados médicos de Roma le sugerían beber leche materna para remediar sus sufrimientos, pero, Su ''Santidad'' respondía que el ''jugo de hombres jóvenes le caería mejor''.
-----------
"La politica del Vaticano, sin embargo, ha mantenido un clima de represión hacia este sector desde tiempos antiguos, incluso hacia miembros distinguidos de su dirigencia ¿en que degenera esto? en practicas y actitudes insanas y que los psicologos de hoy podrian llamar francamente Neuroticas. Aqui algunos ejemplos de los resultados de esa represión infundada: Papa Juan XII Reinó sobre la silla de Pedro de 955 al 964. el fúe el primero que adquirió un nombre diferente del propio para el pontificado, pues su nombre era Octaviano. Según el libro "Los Papas" de Eric Jonh, Juan tenia especial predilección por los jovenes de aspecto agradable y musculoso. Tuvo mucho y muy variado contacto con jovencitos y a muchos de ellos nombró Obispos, presumiblemente como recompensa a las artes amatorias que compartían con él. Juan llegó a ser Papa a los 17 años y murió a los 26 de un ataque cardiaco, mientras disfrutaba de la compañia de un jovencito. Por supuesto no gusta de ser recordado con mucha frecuencia por el clero de Roma. Papa Benedicto IX Ocupó la sucesión de Pedro del 1032 al 1044 con apenas 12 años de edad. Pocas pero muy sonadas referencias respecto a su vida intima, sin embargo, la más reveladora menciona que intentó renunciar al pontificado "para vivir en completa 'desgracia y pecado' con otro hombre". Un intento desesperado por solucionar los conflictos que había causado con su pasión prohibida le hizo considerar la abdicación, en favor de su Tio, no importandole que éste era Judio." Papa Julio II Aunque Julio II (1503-13) de inmediato se distanció de Alejandro, su estilo era muy parecido al de los Borgia. Tenía una familia con varios hijos, solía beber en exceso y usaba malas palabras. Era fanfarrón, atractivo, padecía sífilis, tuvo muchas amantes, una de las cuales le contagió la sífilis. Siendo cardenal, Giuliano della Rovere tuvo tres hijas y se le apodó "el terrible", ¡vaya reputación durante el reinado de un papa Borgia! Se le recuerda como el Papa que obligó al escultor de 31 años, Miguel Ángel Buonarotti, a abandonar su oficio en las canteras para pintar el techo de la Capilla Sixtina. Miguel Ángel era tan caprichoso como su patrón y con frecuencia peleaban a golpes. Estos dos hombres tenían algo más en común.

Cuando era cardenal, los nobles más importantes lo acusaron de "vicio anti-natural". Miguel Ángel era homosexual, por supuesto. Se dice que Julio se agotó en dos años por llevar una vida licenciosa "entre prostitutas y jovencitos". Los autores contemporáneos decían que era "un gran sodomita", y de acuerdo con un tratado escrito en el Siglo XVII, "este hombre abusó de dos caballeros jóvenes, entre otros muchos". Al parecer, estos jóvenes eran dos nobles "que la Reina Ana de Francia había mandado con el Cardenal de Nantes para recibir instrucción". El autor no dice sobre qué se les iba a instruir, pero es obvio que el programa no incluía "ese acto". Se dice que Julio II sedujo a un joven alemán. Esta conquista se conmemora en este verso: Vino a Roma un atractivo alemán, /Pero regresó convertido en mujer. Era liberal cuando se trataba de los placeres de otros. Publicó una bula papal el 2 de Julio de 1510 estableciendo un burdel donde las jóvenes pudieran ejercer su oficio. León X y Clemente VII aprobaron esto, con la condición de que una cuarta parte de los bienes y propiedades personales de las cortesanas que trabajan ahí pasaran, después de su muerte, a las monjas de Santa María Magdalena. Julio II fue quien concedió a Enrique VIII la dispensa que le permitía casarse con la viuda de su hermano Arturo, Catalina de Aragón... (puros ''angelitos'' estos chicos).